Grifería

Los conjuntos de ducha son una combinación de elementos que se utilizan para instalar un sistema de ducha en un baño. Estos conjuntos normalmente están formados por tres componentes principales:

  • Barra: es un tubo o barra que se sujeta al techo o a la pared y en la que se coloca la teleducha.

  • Teleducha: es un dispositivo que se coloca en la barra y que permite controlar el flujo y la dirección del agua. La teleducha puede ser fija o móvil.

  • Flexo: es un tubo flexible que se conecta a la barra y al grifo de agua, permitiendo que el agua fluya a través de la teleducha.

Además de estos tres componentes principales, algunos conjuntos de ducha también pueden incluir otros accesorios como reguladores de caudal, difusores de chorro, sistemas de iluminación, entre otros.

Hay conjuntos de ducha que son de una sola pieza, pero también hay conjuntos que son modulares y se pueden personalizar según las necesidades y preferencias del cliente.

Los grifos monomandos son grifos que tienen un solo mando o control para regular el flujo y la temperatura del agua. Este mando suele estar ubicado en la parte superior del grifo y se mueve en una dirección para regular el caudal del agua y en otra dirección para regular la temperatura.

Por otro lado, los grifos bimandos tienen dos mandos o controles separados, uno para regular el flujo del agua y otro para regular la temperatura. Estos mandos suelen estar ubicados en la parte superior del grifo, uno al lado del otro.

Los grifos monomandos son más fáciles de usar y requieren menos espacio, mientras que los grifos bimandos ofrecen un mayor control sobre el flujo y la temperatura del agua.

Ambos tipos de grifos suelen ser utilizados en conjuntos de duchas y bañeras, pero también pueden ser utilizados en lavabos, cocinas y otras áreas de la casa donde se necesite controlar el flujo y la temperatura del agua.