Madera Iroko

La Madera de iroko es una madera tropical muy conocida por su resistencia y durabilidad, y también por su interesante veteado y coloración. Es una materia prima muy versátil que puede utilizarse el muchos ámbitos, destacando su uso como tarima o vigas.

Su mantenimiento es muy sencillo y sólo necesario en su uso en ambientes exteriores. A veces la madera de iroko varía de color por la exposición a la luz, pero una simple aplicación de aceite de teca (por sus características similares) es suficiente para recuperar su color natural.

Tarimas exteriores

Abrir chat